La publicidad se encuentra en continuo cambio y evolucionando a la vez que lo hacen los soportes donde se muestra. En el punto de venta los formatos de publicidad tradicional como las marquesinas, carteles o vinilos de escaparates se han quedado obsoletos por su poco aprovechamiento. Los soportes digitales garantizan un buen aprovechamiento de los espacios para comunicar a los clientes las promociones de su negocio y además son más llamativos por estar dotados de movimiento, lo que en algunos sectores a este tipo de acciones de marketing las llama publicidad dinámica.

Si está pensando en cambiar a un modelo de publicidad exterior más efectivo como es la cartelería digital pero aún no se decide, le traemos 4 estadísticas con las que verá el gran beneficio que este sistema le puede proporcionar al crecimiento de su negocio.

1. Incrementa las ventas un 17%

Para el caso de las farmacias, la publicidad exterior ha llegado a incrementar las ventas en productos de parafarmacia en hasta un 17% Según informes anuales del club del farmacéutico algunas farmacias llegan a facturar más de 2.000.000 € al año, lo que supondría un aumento de 340.000 € solo por adoptar una estrategia de comunicación de cartelegía digital. Como puede ver, para este sector apostar por la digitalización es una inversión de rápida amortización.

2. Aumenta la intención de compra un 44%

La cartelería digital no solo sirve para llamar la atención a nuevos clientes, otra de las grandes ventajas es la de incrementar la cantidad que cada cliente puede llegar a gastar en su negocio. Esta cifra puede llegar a alcanzar hasta un 44% más de intención de compra, lo que se traduce en que prácticamente uno de cada dos de sus clientes encontrará algún producto más del que tenía pensado cuando entró en su establecimiento.

3. Mejora la notoriedad de un producto hasta un 54%

A pesar de que no parezca una ventaja directamente monetizable, el hecho de realizar anuncios publicitarios de sus productos estrella aumentará su notoriedad y generará más confianza en sus potenciales clientes. Ya no se tratará solo del producto, si no que podrá transmitir con él los valores que desee.

Conclusiones

Como puede ver, los números nos avalan y demuestran no solo que la publicidad digital en el punto de venta ya no es el futuro, si no que es el presente y el modelo a seguir en los próximos años.